#BeLegalMyFriend

El alquiler turístico creció un 43% en la Comunidad Valenciana

El negocio del alquiler de apartamentos turísticos se revela imparable en la Comunidad Valenciana. En los dos últimos años, esta actividad generó un impacto de 15.200 millones de euros, de los que 3.183 millones correspondieron al gasto en alquileres, lo que supone un crecimiento del 41%.

Solo en el último año, según el V Barómetro del alquiler vacacional en la Comunidad Valenciana realizado por Homeaway y la Universidad de Salamanca, el alquiler de pisos turísticos supuso 1.875 millones de euros en 2017, con un crecimiento del 43% respecto al ejercicio anterior.

Las cifras, que el estudio prevé vuelvan a superarse este año, reflejan que este tipo de oferta ganó peso en la región y se empleó en más de 14 millones de viajes.

Españoles y extranjeros optan por pisos turísticos
Hasta un tercio del gasto de los visitantes que pernoctan en apartamentos turísticos se realizaron, según el informe, en comercios del entorno de los pisos, mientras que el impacto de los inmuebles en el gasto por persona rondó el 21%.

ntre las novedades del presente estudio destaca la inclusión de las aportaciones al sector de los principales mercados europeos emisores de turistas a la Comunidad Valenciana: Reino Unido, Francia y Alemania, según informó Homeaway.

Así, de los 14 millones en los que fue utilizada esta modalidad, 5,2 millones correspondieron a residentes en España (1,5 millones más que en 2017) y 8,8 millones a extranjeros.

Los visitantes extranjeros gastaron el doble que los nacionales, debido a factores como el número de noches contratadas (mayor en el caso de no residentes), tipo de alojamiento y servicios incluidos como parte de la contratación.

De media, el gasto medio en alquiler de este tipo de alojamientos por persona en la Comunidad Valenciana ascendió a 949 euros en 2018, con una distribución muy diferente para los residentes en España (655 euros) frente a los visitantes internacionales (1.213 euros).

Aún así, el informe destacó que los gastos en alquiler de los españoles aumentaron un 4,47%, ya que según el informe de 2017 ascendían a 627 euros (28 euros menos que la cifra actual).

Esta diferencia se explica, según los autores del estudio, por el mayor número de noches contratadas (10 los extranjeros y 7 los residentes); la tipología de vivienda alquilada, con mayor incidencia en la contratación de chalés y villas –con precios más elevados- por parte de visitantes internacionales.

Además, las propias características de los inmuebles, como localización o equipamiento, sensiblemente mejores en el caso de extranjeros, tiraron al alza de su gasto.

Fuente: cerodosbe.com