Por un Turismo Responsable y Sostenible #BeLegalMyFriend

Las viviendas turísticas denuncian una ‘campaña’ de los hoteleros en su contra

Los empresarios apuntan a Hosbec y señalan que hay «algún lobby interesado en atacar» a los pisos
vacacionales por «el continuo bombardeo en los medios de comunicación»

Las principales asociaciones de apartamentos y viviendas turísticas de la Comunidad Valenciana decidieron ayer sacar músculo ante la Generalitat y los hoteleros. Y lo hicieron con una cumbre del sector en Benidorm –centro neurálgico de los hoteles y de su principal lobby empresarial, Hosbec– que sirvió, por un lado, para denunciar una campaña de los hoteles contra la actividad desarrollada por estas empresas, y por otro lado, para criticar ante la mismísima representante de la administración autonómica (la directora general de Turismo, Raquel Huete), la nueva regulación de los pisos vacacionales, que según los empresarios, puede ahogar a un sector cuya actividad genera un impacto de 1.700 millones anuales en la región.
Con motivo del IV Congreso Nacional  de Apartamentos y Viviendas Turísticas celebrado ayer en Benidorm, las compañías suscribieron un manifiesto en el que se apunta que hay «algún lobby interesado en atacar a las viviendas turísticas» y que de ahí proviene «el continuo bombardeo en los medios de comunicación contra nuestra actividad». El destinatario del mensaje no es otro que el sector hotelero en general, y la patronal Hosbec en particular, que en varias ocasiones se ha pronunciado en contra de la actividad del negocio no reglado de las viviendas turísticas, ya que, según su postura, implica competencia desleal y supone un nicho de economía sumergida. Además, las asociaciones de empresas de viviendas turísticas creen que la «presión» ejercida por los hoteleros sobre el Consell y los ayuntamientos está detrás de los obstáculos que están teniendo las compañías para poder regularizar sus inmuebles y ponerlos luego en el mercado del alquiler. Durante el desarrollo del congreso de ayer en Benidorm,
el sector criticó la «hiperregulación» de la nueva ley de Turis mo, que establece que para legalizar las nuevas viviendas vacacionales es necesario un informe de compatibilidad urbanística de los inmuebles que las administraciones locales, en muchos casos, no les aprueban. De este modo, cientos de viviendas, sobre todo en el litoral, no pueden registrarse y por lo tanto, no se pueden arrendar. A este respecto, la directora general de Turismo, Raquel Huete, recordó a las asociaciones de pisos turísticos los compromisos adquiridos tanto por la administración como por el sector de las viviendas,

Huete insistió en que entre esos compromisos estaba «intercambiar información» entre las asociaciones
y no comercializar viviendas que no cumplen la legalidad. Asimismo, reiteró que la regulación de los pisos turísticos es urbanística «y eso es potestad de los ayuntamientos». En ese sentido, Juan Villanueva,
presidente de la Asociación de Viviendas de Alquiler para Estancias Cortas de Valencia (Avaec), vaticinó
«tiempos difíciles» para el sector porque «los ayuntamientos no saben qué hacer con los certificados». Mariano Espinosa, presidente de la Asociación Empresarial de Alquiler de Viviendas de la provincia
de Alicante (AEA), se refirió a la c a m p a ñ a realizada para la legalización de los pisos turísticos:
« Si después de la campaña llegamos a los ayuntamientos y no podemos declararlas, ya me dirán qué hacemos». En su opinión, «no se entiende como una Comunidad que vive en buena parte del alquiler turístico, se le ocurra frenar la actividad. Es un daño inmenso que hay que corregir».
Por su parte, el presidente de Aptur, Miguel Ángel Sotillos, afirmó que el sector de los apartamentos turísticos está «dispuesto a trabajar para llegar a acuerdos», pero advirtió de que las administraciones tienen que «dejar trabajar» al sector para «buscar puntos de encuentro» que permitan «avanzar» en la regularización de los pisos.

Fuente: El Mundo