Las viviendas turísticas vacacionales de la Comunitat Valenciana generan un impacto de más de 1.700 M euros anuales

FEVITUR ha dado a conocer el pasado 14 de noviembre el I Estudio sobre el impacto de la Vivienda Vacacional en el Urbanismo de la Comunitat Valenciana coincidiendo con el balance de la campaña #BeLegalMyFriend

#BeLegalMyFriend es la primera campaña de sensibilización, concienciación y lucha contra el intrusismo en la oferta de alojamiento turístico de España que se ha llevado a cabo de forma pionera en la Comunitat Valenciana y que cierra después de seis meses con un balance muy positivo

La ciudad de Valencia concentra el mayor número de viviendas de uso turístico de la Comunitat (5.554) de las cuales el 80% son legales

Las viviendas turísticas de la Comunitat Valenciana representan un motor económico importante para el sector y actualmente generan un impacto anual de 1.704 millones de euros, según revela el I Estudio sobre el impacto de la Vivienda Vacacional en el Urbanismo de la Comunitat Valenciana, que dio a conocer el pasado 14 de noviembre FEVITUR durante la reunión de trabajo de la Comisión de Lucha Contra el Intrusismo de la Agencia Valenciana de Turismo.

El estudio destaca que la oferta de viviendas turísticas en la Comunidad Valenciana representa el 55% de la oferta alojativa de la zona. La ciudad de Valencia es la que concentra un mayor número de viviendas de uso turístico, llegando a las 5.554, de las cuales un 80% están correctamente reguladas. Desde FEVITUR preocupa el hecho que un 20% de las viviendas turísticas de la capital valenciana – 1.136 viviendas – estén fuera del marco legal y apuesta por incentivar la legalización en el conjunto del sector. Prueba de ello es la campaña #BeLegalMyFriend que en los últimos meses se está llevando a cabo en el conjunto de la Comunitat.

El estudio desmonta también algunas de las críticas contra las VUT, a quien se acusa de haber provocado en los últimos años el aumento del precio de alquiler de las viviendas. En este sentido, el estudio remarca que las 5.554 viviendas de uso turístico que hay en la ciudad de Valencia representan solo el 1,32% del parque total de viviendas de la ciudad – 419.930 viviendas en total-.

Según el estudio encargado a la consultora InAtlas, el encarecimiento del alquiler se debe, entre muchos otros factores, al aumento de la población con un mayor poder adquisitivo, a la mejora de la economía y la reducción del paro y no debe atribuirse a la oferta de vivienda turística vacacional.

La directora de FEVITUR, Patricia Valenzuela, asegura que el estudio “nos aporta los datos y los argumentos que demuestran que no se puede culpabilizar a las estancias turísticas vacacionales de la subida de precios que vive el mercado inmobiliario”. Valenzuela insiste en la “necesidad de regular el sector para que no quede nadie fuera del sistema y se contribuya así al bien común”.

Balance muy positivo de la campaña #BeLegalMyFriend

En este sentido, la reunión del pasado miércoles 14 de noviembre sirvió también para presentar los datos de la campaña #BeLegalMyFriend, la primera campaña de sensibilización, concienciación y lucha contra el intrusismo en la oferta de alojamiento turístico que se ha llevado a cabo en los últimos meses de forma pionera en la Comunitat.

La iniciativa, que se puso en marcha a finales del mes de julio y se alargará hasta finales del mes de noviembre, cuenta con el patrocinio de la Generalitat Valenciana, y ha despertado el interés del sector a nivel nacional e internacional. #BeLegalMyFriend busca sensibilizar y concienciar sobre la lucha contra el intrusismo en la oferta de alojamiento turístico para poner fin a la mala praxis en el sector y garantizar un turismo de calidad, responsable y sostenible. Además, la iniciativa pretende defender el modelo de alojamiento en viviendas turísticas vacacionales y poner en valor su oferta.

Para Valenzuela, “a todos nos interesa la regulación del sector para promover un turismo de calidad, que permita su desestacionalidad, su deslocalización y que apueste por la conciliación entre vecinos y turistas”.

La iniciativa, que desde finales de julio aparece en medios de comunicación y redes sociales, ha conseguido una repercusión de más de 1 millón de personas, más de 1.000 visitas a la página web y más de 75.000 impresiones e interacciones en redes sociales.

Además, la campaña se ha dado a conocer nacional e internacionalmente en distintos foros del sector, como la asamblea que reunió el pasado octubre en Bruselas a las Asociaciones Europeas de Viviendas Turísticas (EHHA), la Feria Internacional de Turismo de Londres o el Congreso Nacional de Viviendas Turísticas celebrado en Málaga. Para la directora de FEVITUR, la regulación de las viviendas turísticas “es la mejor forma para poner fin al intrusismo del sector”.