Presentan una campaña en defensa del apartamento turístico legal

Turisme Comunitat Valenciana y la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur) presentaron en Castellón la campaña de sensibilización, concienciación y lucha contra el intrusismo en la oferta de alojamiento turístico en España.

Se trata de una iniciativa pionera a nivel nacional y europeo que se desarrolla exclusivamente
en el ámbito de la Comunitat Valenciana hasta noviembre y que cuenta con el apoyo de la
Generalitat, a través de la orden de ayudas contra la intrusión y el fraude de los apartamentos
turísticos, según informaron desde el Consell. Concretamente, han invertido en la campaña
de Fevitur 101.700 euros, lo que supone el 90% del coste total del proyecto.
El secretario autonómico de Turisme Comunitat Valenciana, Francesc Colomer, participó en
la presentación de esta campaña junto con Patricia Valenzuela,directora de Fevitur. Para
Colomer, «esta campaña rompe esquemas, al ser pionera en España y en Europa, y nos sitúa
en la vanguardia de querer combatir el intrusismo desde el crisma disciplinario, con las
inspecciones, y pedagógico a través de la puesta en valor de las viviendas turísticas vacacionales
regladas».
DOS ÁMBITOS
En esta línea, el secretario autonómico señaló que desde la Generalitat Valenciana están trabajando
en dos ámbitos para combatir la competencia desleal, «a través de la nueva Ley de Turismo,
Ocio y Hospitalidad, que refuerza la lucha contra el intrusismo evitando la impunidad; y
reforzando la puesta en valor del alojamiento regulado como el que representa Fevitur».
Asimismo, felicitó a la federación por la puesta en marcha de esta iniciativa y expresó su
deseo de que «esta alianza tenga continuidad en el futuro». Por su parte, Valenzuela,
destacó que la campaña no se dirige exclusivamente a los usuarios de los alojamientos turísticos
de la Comunitat Valenciana, sino a toda la sociedad «porque a todos, sin ir contra
nadie, nos interesa la regulación del sector para promover un turismo de calidad, que permita
su desestacionalización y apueste por la conciliación entre vecinos y turistas».

Fuente: el mundo