Villalonga habilita un albergue en laantigua piscina para convertirse en referente del turismo rural

El ayuntamiento invierte 18.000 euros de la Diputación de Valencia en un espacio que podrá acoger a 17 excursionistas

El Ayuntamiento de Villalonga ha convertido el edificio que albergaba los vestuarios y baños de la antigua piscina municipal en un albergue rural. Con esta actuación se dota a la localidad de un recurso esencial para convertirse en un punto de referencia del turismo de interior en la comarca, que complementa los indudables atractivos naturales con los que cuenta el municipio, como son el Circ de la Safor, el Racó del Duc y,en definitiva, las rutas de montaña y senderismo que ofrece la Serra de la Safor, entre otros.

A medida que disponga de más recursos el ayuntamiento anuncia que irá incrementando los servicios.

Algunas empresas de la Safor ya se han interesado por la gestión del albergue cuando esté acabado

La obra, que ya se encuentra bastante avanzada, se está llevando a cabo con una inversión que ronda los 18.000 euros provenientes de una subvención de los planes de inversiones que ofrece la Diputación de València. En realidad, ese dinero estaba destinado a la reforma de los vestuarios dela piscina vieja, ubicada junto a la ermita y el camino de subida a La Llacuna. Pero ante la apertura dela nueva instalación antes del pasado verano surgió la duda de qué hacer con el dinero para que no se perdiera. Fue entonces cuando surgió la idea de crear un albergue rural para senderistas, como explicaba el alcalde, Domingo García, ayer a Levante-EMV.

Así, las instalaciones tendrán espacio para dar cobijo a 17 personas al mismo tiempo, que es el mínimo que establecen las nor-mativas para este tipo de refugios,como aclaraba Garcia. «Habrá una pequeña cocina, baño, vestuarios para ducharse y asearse y todo el equipamiento que precisan este tipo de instalaciones»,pese a que, como reconocía el propio primer edil, «será humilde». Eso sí, la idea del Gobierno local es de «ir ampliando servicios cuando nos sea posible», decía el alcalde de Villalonga.

Se espera que en las próximas semanas estén finalizados los trabajos y entonces llegará el momento de estudiar cómo se llevará a cabo la gestión. Será el segundo albergue de titularidad municipal de la comarca de la Safor después del que abrió el Ayuntamiento de Xeresa cuando habilitó el antiguo colegio. En la comarca de la Safor hay otro que es de titularidad pública, en este caso en la localidad de Piles, que está gestionado por la Generalitat.

En el caso del nuevo espacio de Villalonga, el alcalde explica que aún se están estudiando diferentes posibilidades. Reconoce que hay ya empresas de ocio de la Safor que se han interesado en sugestión, por lo que no se vería con malos ojos abrir un proceso para adjudicárselo a esta u otra mercantil. Sin embargo, no se descarta nada «y si finalmente no llega ninguna empresa interesada lo gestionará directamente el ayuntamiento», explicaba Garcia.

 

FUENTE: Diario Levante